Inicio > Nuestros expertos > El reflujo faringolaríngeo o reflujo «silencioso»: qué sabemos y cómo afecta a los pacientes
29 noviembre, 2023

El reflujo faringolaríngeo o reflujo «silencioso»: qué sabemos y cómo afecta a los pacientes

Nuestros expertos

El reflujo silencioso o reflujo faringolaríngeo (RFL) es una patología infradiagnosticada en la que sus síntomas suelen ir asociados a carraspera, sensación de ardor en área faringo-laríngea, disfonía, ronquera y una excesiva secreción de mucosidad y flemas en la garganta. Esta patología ha sido asumida recientemente por parte de los especialistas digestivos, que la consideran una de las manifestaciones atípicas de la enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE). Hay que tener en cuenta que la sintomatología del RFL se puede producir sin que haya síntomas clásicos del reflujo gastroesofágico, como ardor, acidez estomacal o regurgitación, y requiere un tratamiento diferente. 

Según una reciente publicación de Lechien et al. 20201, se estima que la incidencia de esta enfermedad en pacientes que presentan síntomas estaría alrededor del 1% el pacientes que acuden a Atención Primaria y del 10% de los acuden al especialista en otorrinolaringología. La prevalencia de los sintomáticos estaría entre el 5-30%, siendo difícil de determinar ya que los métodos utilizados se basan en encuestas.

En la práctica, dado que tanto los síntomas como los signos son inespecíficos, la detección de la RFL sigue siendo complicada y es posible que esta patología esté siendo infradiagnosticada. Cuando el paciente no presenta sintomatología digestivaalgo que sucede en el 50% de los casos, a los especialistas les resulta difícil incluirlo dentro del cuadro de reflujo faringolaríngeo y tratarlo adecuadamente.

Inflamación de la mucosa faringolaríngea

El reflujo faringolaríngeo es una entidad diferente a la ERGE y consiste en la inflamación del tracto aerodigestivo superior, formado por órganos y tejidos de las vías respiratorias y de la parte superior del aparato digestivo, como la garganta, las cuerdas vocales, la laringe, la faringe y parte del esófago. El problema se produce cuando el contenido gástrico sale del estómago y llega por el esófago hasta la garganta, produce un daño en la mucosa faringolaríngea y hace que ésta se inflame y se irrite, provocando síntomas como la afonía, la tos persistente, carraspera e incluso dolor al tragar.

Como características específicas esta patología, se debe destacar que la menor resistencia de la mucosa faringolaríngea al contenido gástrico, favorece la aparición de edema y otras lesiones; la influencia del estrés en un peor funcionamiento de los mecanismos de defensa antirreflujo; y la existencia en un 60% de los casos de reflujo mixto (es decir, que en el contenido gastrointestinal hay presencia no sólo de ácido, sino también de pepsina o sales biliares). 

Tratamiento farmacológico con IBPs y alginatos

El tratamiento farmacológico ha pasado siempre por la toma de inhibidores de la bomba de protones (IBPs) en dos dosis (mañana y noche) al menos durante tres meses. Pero la realidad es que hay un alto porcentaje de pacientes que no mejora. Es por ello que, recientemente se ha incorporado a este tratamiento la toma de alginatos para impedir el ascenso del contenido gástrico no ácido -como la pepsina o la sales biliares- hacia la faringe.

Existen nuevas tendencias de tratamiento que añaden activos que favorecen la regeneración de esa mucosa dañada, como son el ácido hialurónico o la queratina hidrolizada2,3 y que conseguirían acelerar la recuperación. Parece que el futuro nos llevará incluso a poder alterar la microbiota digestiva de estos pacientes con RFL y lograr un tratamiento personalizado de la enfermedad. 

El consumo de ciertos alimentos junto con otros factores como el estrés favorecen la aparición de esta enfermedad, por lo que el tratamiento para el RFL se basa en introducir cambios en la dieta y en ciertos hábitos de estilo de vida. La comida ultraprocesada, las bebidas como la sidra o el vino y comidas como frituras o chocolate son alimentos que el paciente debería eliminar.

En la práctica, un tratamiento empírico tiene que incluir dieta, IBP y preparados con alginato  y agentes reparadores de la mucosa para garantizar una eficacia en todos los tipos de RFL.

Si quiere ampliar información sobre esta patología, le invitamos a inscribirse en el programa formativo acreditado “ReFLexiones, visión multidisciplinar y actualización en RFL”, que el laboratorio ofrece a través de su plataforma cinfaformacion.com y está dirigida especialmente a profesionales médicos especialistas en Medicina Familiar y Comunitaria, en Otorrinolaringología (ORL) y en Aparato Digestivo. 

En este programa, encontrará una interesante mesa redonda donde el Dr. Chiesaespecialista en otorrinolaringología (ORL) del Hospital Universitario de Donostia y el Dr. Álvarezespecialista en Aparato Digestivo del Hospital Clínico San Carlos de Madrid, moderados por la Dra. Fontanillas, médico especialista en Medicina Familiar y Comunitaria y coordinadora del grupo digestivo de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN) debaten sobre esta patología y su tratamiento.

Susana Mezquita Regueiro, PhD. 

Asesora Científica del Dpto. Científico Consumer Healthcare 

Citas

1 Lechien JR, Saussez S, Muls V, Barillari MR, Chiesa-Estomba CM, Hans S, Karkos PD. Laryngopharyngeal Reflux: A State-of-the-Art Algorithm Management for Primary Care Physicians. J Clin Med. 2020 Nov 10;9(11):3618. doi: 10.3390/jcm9113618. PMID: 33182684; PMCID: PMC7697179.

2 Aragona SE, Mereghetti G, Ciprandi G. Gastric reflux: the therapeutical role of Marial®. J Biol Regul Homeost Agents. 2018 Jul-Aug;32(4):969-972. PMID: 29687692.

3 Gelardi M, Ciprandi G. Focus on gastroesophageal reflux (GER) and laryngopharyngeal reflux (LPR): new pragmatic insights in clinical practice. J Bio Regul Homeost Agents. 2018;32(1 Suppl. 2):41-47.

Inicio > Nuestros expertos > El reflujo faringolaríngeo o reflujo «silencioso»: qué sabemos y cómo afecta a los pacientes